El desafío de Challenger #4

Richard “The Challenger” Cutland es el especialista militar de Wargaming en la región europea. Es un antiguo comandante de blindados del Ejército británico y se unió a Wargaming en 2012. Trabaja y asesora en la elaboración de contenido histórico y militar de la empresa, interactúa con los aficionados en eventos y a través de redes sociales y presenta El interior de los carros: una serie de vídeos con la que podéis recorrer legendarios carros de combate de la historia.

Recientemente, os planteamos la siguiente pregunta en Facebook:

Cuando hacemos referencia a los cañones de asalto alemanes de la Segunda Guerra Mundial, ¿qué vehículo podemos considerar el "padre" de estos?

Aquí está la respuesta de Richard:

El 'padre' de estos vehículos tiene que ser el Sturmtiger. El primer prototipo se presentó en 1943 y su producción definitiva empezó en 1944. En total, solo se llegaron a construir 18 ejemplares, montados sobre el chasis de último modelo del Tiger I. El dato más llamativo del Sturmtiger era, naturalmente, su cañón: el Sturm Mörser de 380 mm. 

Este cañón se desarrolló a partir de un lanzador de cargas de profundidad naval y usaba un sistema propulsor de misiles con dos fases. La primera, una pequeña carga, se limitaba a hacer estallar el proyectil en el cañón. Después, la segunda fase era una inyección de combustible sólido que impulsaba el proyectil hacia delante. ¡El vehículo podía lanzar el proyectil, de 350 kg y 1,5 m de largo, entre 4000 y 6000 metros! No os perdáis el vídeo sobre esta monstruosidad.

¡Enhorabuena si vosotros también habéis dado con la respuesta correcta! ¿Tenéis alguna pregunta para The Challenger? ¡Planteádsela en los comentarios! No olvidéis seguirnos en Facebook para no perderos los próximos desafíos de The Challenger.

¡Movilizaos!

Cerrar